“Afganistán está en guerra”


Sangi-Atesh (Qala e Naw)

Tal día como hoy hace ya una década, el primer contingente de soldados españoles (formado por 450 efectivos) aterrizaba en el aeropuerto de Kabul; José María Aznar- presidente de España, por aquella época- rubricaba, de esta forma, su apoyo incondicional a George E. Bush y a su particular lucha contra el terror plasmada en la inmortal ‘Operación Libertad Duradera’.

Los talibanes se batían en retirada refugiándose en sus reductos de Jalalabad, Kandahar, Helmand y las provincias limítrofes a Pakistán; mientras las tropas internacionales, comandadas por Estados Unidos, mostraban al mundo las consecuencias de haber desafiado al ‘Mundo Libre’…

Pero diez años dan para mucho, y poco- o nada- queda de ese Afganistán donde la victoria era algo palpable. Hoy nos encontramos con un país enquistado por la violencia donde la presencia talibán cada día es más evidente y donde no hay un futuro claro en el horizonte.

Soldados Españoles destacado en el aeropuerto de Kabul, marzo 2010 (© Copyright 2012 -A. Pampliega)

¿Y España? Pues, tras 32 muertos (ISAF no contabiliza a los 62 soldados fallecidos en el accidente del Yak-42 del 26 de mayo de 2003) y el halo de misterio y secretismo que ha envuelto a la misión española en el país centroasiático la opinión pública española poco más sabe de la labor que desempeñan las tropas destacadas en Afganistán. Desde el Gobierno de Rodríguez Zapatero y desde el Ministerio de Defensa- con la ministra Chacón a la cabeza- se ha hecho todo lo posible para que los periodistas españoles no pudiesen acompañar a las unidades militares destacadas en la provincia de Badghis salvo cuando aterrizaba el ministro de turno acompañado de su séquito… Entonces… Todo eran buenas caras y sonrisas para las fotos, después… nuevamente el silencio informativo.

‘Misión de Paz’, ‘Misión Humanitaria’… muchos han sido los apelativos con los que el gobierno socialista llegó a calificar el conflicto afgano pero siempre negando la máxima; Afganistán es una guerra… El mismo gobierno que retiró las tropas de Irak y salió a la calle para pedir el NO a la guerra de Irak se veía envuelvo ahora en un conflicto de desgaste contra un enemigo incómodo… La semántica hizo un flaco favor a esos que abogaron por el pacifismo de salón mientras en la intimidad firmaban contratos de compra-venta de armas a cualquiera que tuviese dinero en la cartera.

Mientras desde Madrid se negaba lo evidente en Afganistán los soldados españoles seguían aguantando el chaparrón. “Los talibanes atacan a los soldados españoles que están en la base de Sangi-Atesh desde las montañas usando RPG. La insurgencia ha cambiado de estrategia; ponen IED en la carretera. Ese es el nuevo enemigo, un enemigo que no podemos ver”, afirma Jabar Saleh, comandante de la Policía de la provincia de Badghis. “Afganistán está en guerra; como todo el mundo sabe”, finaliza tajante.

Afganistán no es ese remanso de paz y buen rollismo que se ha querido vender desde la Administración de Zapatero; los soldados españoles no están destinados- a pesar de la propagando que se ha querido vender desde ciertos medios de comunicación- para repartir comida, ayudar a los más desfavorecidos, reconstruir el país o evangelizar a los talibanes… Si ese es el propósito  se manda a cooperantes no a soldados… Una vuelta por la provincia de Bagdhis es más que suficiente para que la idea de Misión de Paz se derrumbe por su propio peso…

Un pequeño retén de la policía afgana se desplaza hasta Sangi-Atesh, una pequeña localidad emplazada en el distrito de Muqur; muy cerca de donde la voracidad de la guerra afgana se cobró dos de sus últimas víctimas españolas. Un lugar donde los talibanes son una realidad y su sombra planea sobre el destacamento español allí destinado. La insurgencia hostiga constantemente a los soldados y, aprovechando la noche, “coloca IED [siglas en inglés de artefactos explosivos improvisados] en la carretera porque nadie patrulla”, afirma el coronel Haji Mohammad Nabi, jefe de Policía de Sangi-Atesh.

Miembro del equipo EOD (Desactivación de Explosivos) destacado en el aeropuerto de Kabul (© Copyright 2012 -A. Pampliega)

Durante todo el trayecto se puede que la presencia de la policía afgana es mínima. Meramente anecdótica. Varios checkpoints, con un par de imberbes muchachos, son el penoso testimonio de la autoridad en esta volátil área del distrito de Muqur. Viéndolos languidecer en sus garitas nadie apostaría por la expulsión de los talibanes de esta zona.

El viaje se desarrolla por carreteras de tierra y polvo llenas de baches; un lugar idóneo para que todo insurgente, que se precie, pueda colocar los mortíferos IED’s a su antojo.  “No hay nada que hacer con los IED; ya puedes llevar un vehículo Lince, un RG-31 o un tanque. Como te exploten al lado estás muerto”, confiesa un soldado español que hace guardia en la base Bernardo Gutiérrez, emplazada en los confines del mundo pero en el centro de la orografía de la guerra.

Sangi Atesh es un diminuto pueblo donde la vida fluye alrededor del mercado y de la calle principal. No hay nada más. Los lugareños, de etnia pastún, se muestran hostiles y reacios a la presencia de las tropas españoles en la zona. “Aquí la seguridad es muy mala, es mucho peor que antes. Todos los días hay uno o dos enfrentamientos. Pero, ¿de verdad no sabéis lo que ocurre aquí?”, pregunta sorprendido Mohammad Asim, un lugareño.

“Todos los días los talibanes vienen hasta aquí para luchar. La presencia del Gobierno es testimonial, no hay nadie que nos proteja ni que luche contra ellos. Los españoles no luchan como nos gustaría. Se quedan en su base y responden a los ataques, pero sin salir”, se queja amargamente este hombre de mediana edad y a quien el tiempo ha grabado profundas arrugas en la frente. Su queja se repite una y otra vez entre el resto de aldeanos que se han arremolinado junto a él. No hay seguridad y los talibanes son muy fuertes en esta zona.

Muy cerca del bazar se encuentra la única comisaría de Policía de toda la zona. Un edificio desgastado por el tiempo y cochambroso que da cobijo a una treintena de jóvenes policías; chavales recién salidos de la academia que no saben muy bien qué pintan en medio del desierto, empuñando un arma desvencijada y jugándose la vida por unos míseros 80 euros al mes. Su aspecto no dista mucho del de los campesinos o pastores que rondan por el bazar del pueblo. Lo único que les distingue es el uniforme y la placa de policía.

Soldados españoles montan guardia en el aeropuerto de Kabul (© Copyright 2012 - A. Pampliega)

A un par de kilómetros de este chamizo que los afganos se han empeñado en llamar comisaría se encuentra emplazada desde hace un par de años la base avanzada Bernardo Gutiérrez. Es la última línea de defensa contra la insurgencia. Una barrera para impedir que los talibanes se hagan con todo el valle. Solicité una entrevista con el capitán responsable de esta base avanzada que da cobijo a un centenar de militares españoles, pero no nos atendió. Sólo pudimos intercambiar un par de palabras con un militar español que hacía guardia en la puerta pero que definió perfectamente Afganistán y su misión: “Los afganos son tan hostiles como el país. Esto es una ratonera”.

© Copyright 2012 – All Rights Reserved (Si desea reproducir el texto o las fotografías deberá ponerse en contacto con el autor)

Categorías: Afganistán | Etiquetas: , , , , | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en ““Afganistán está en guerra”

  1. franco david

    el trabajo que hacen ami me gusta muchisimo!!! la verdad los felicito ami tambien me gustaria ser parte de un ejercito aca en argentina no me han llamado jamas asi q imaginate que las ganas de entrar alguna fuerza seria algo genial para mi

  2. Francisco

    ¿una pregunta esos en que grupo estan dentro del ejercito de tierra? ¿son algun cuerpo especial o algo?

Y tú, ¿qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: